¿Welcome Refugees?

Simpatizantes de ISIS agrediendo a policías en Alemania

Me considero muy fan de un espécimen en peligro de extinción. Debo decir que tal espécimen se haya en un reducido tanto por ciento, o mejor dicho, tanto por mil de habitantes. No debo decirte pues, que si hablamos de la clase política, se reduce exponencialmente a un caso extraño o inexistente. Y es que soy muy fan de aquel que se dice vulgarmente que “los tiene bien puestos”. Entendamos hombre o mujer, que no me ataquen las que ven el fantasma del heteropatriarcado aparecer por cualquier esquina.

Llevamos tiempo ya con la guerra de Siria. Con las atrocidades cometidas por Estado Islámico. Con los bombardeos de unos y otros. Con la pasividad de occidente ante el conflicto. Y finalmente, con lo que parece ser, una caída del DAESH en un período de tiempo que se adivina más corto que largo. Y llevamos tiempo con las olas migratorias de refugiados a las puertas de Europa.

Y sobre esto voy a tratar hoy.

Es un tema sensible, sí. Hay opiniones de todos los colores, también. Pero lo maravilloso de este espacio que estás leyendo es que está considerado de “opinión”. Así que esta es la mía. Y no, no soy como Groucho Marx cuando dijo aquello de “estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”. Lo siento, yo si soy un espécimen de esos en peligro de extinción.

 El caballo de Troya de ISIS. Así se ha bautizado la técnica del grupo terrorista al hacer pasar a Europa a más de 4000 terroristas como si de refugiados se trataran. Y no lo digo yo, lo dice el periódico británico Sunday Express citando a una fuente de la organización terrorista.
Simpatizantes de ISIS agrediendo a policías en Alemania
 No voy a hablar de lo cobarde que es huir, ni de lo cobarde que es no plantar cara a quien amenaza tu libertad, y de una manera tan flagrante y abominable como lo ha hecho ISIS. No voy a hablar de que coger las armas para plantar cara al invasor sea una decisión sencilla ni que, esperar la caridad bélica de Europa sea la opción más correcta. La República todavía espera la ayuda aliada en la guerra civil…
De lo que si que voy a hablar es que tanto los medios de comunicación como los políticos están escondiendo una realidad. ¿Sabías que en Alemania han desarticulado una cédula yihadista formada íntegramente por refugiados?

¿Sabías que los estados musulmanes que no están en guerra no han acogido a refugiados? Pero… ¿sabías que los refugiados ni se han planteado ir a esos países?

¿Sabías de los casos por violación en Alemania, Austria y Suecia? ¿Sí? Entonces sabrás lo de la mujer en silla de ruedas violada por varios hombres. O quizás lo del niño de 14 años violado. O el rapto y posterior violación en Austria de una chica de 28 años por parte de 9 refugiados. ¿No? ¿No te suenan? Claro que no te suenan. No han salido en la tele. No interesa. Eso sí, ¿has visto por casualidad la repugnante y cobarde patada que propina una periodista a unos refugiados? ¿A que esa sí la has visto?

Trítpico informativo de una piscina donde se informa a los refugiados de la prohibición de tocar a las mujeres (Alemania)

Interesa vender una imagen. Y estoy de acuerdo en que la inmensa mayoría de los refugiado que piden asilo no son terroristas, ni mucho menos. Pero no me gusta que me engañen. O mejor dicho, que me oculten toda la verdad, que es otro modo de mentir a mi entender. Y sobretodo, me gusta mi manera de pensar, de hacer y mi tierra. Si viene alguien al que se acoge, para posteriormente robar, violar, crear disturbios o siquiera el leve intento de imponer mínimamente su religión, debería ser motivo más que justificado para devolverlo al lugar de donde viene o que la justicia sea implacable.

Pero somos Europa. La tierra del “buenísmo”. ¿Sabes que el hecho de ser refugiado no solo implica lo que todos sabemos, si no que también una ayuda económica? Ah amigo! Te pongo un vídeo de un refugiado quejándose que no recibe ayudas económicas en España y en Alemania si:

Está genial la solidaridad mostrada por mucha gente con los refugiados. Está perfecto los gritos que reclaman ayudas y acogida. Es estupendo tal alarde de comprensión, digno de tener en cuenta y hasta de admiración. Pero… permitidme unas preguntas:A los que se llenan la boca con la palabra solidaridad, tachando a los que no piensan igual como bárbaros, ¿cuántos refugiados acogerán en su casa?

¿Cuándo haya (si los hubiera, no veo el futuro) violaciones o robos protagonizados por inmigrantes, que dirán? ¿Es culpa de las autoridades? ¿De la policía? ¿El gobierno que estigmatiza y crea víctimas?

A todos los “wecolme refugees” ¿conocen la realidad de Barcelona? ¿Nuestra casa? ¿Con 3000 personas viviendo en la calle cada día? ¿Por que tal jactancia de solidaridad e insistencia no se hace con los sin techo barceloneses?

¿Por que la mayoría de los defensores de la acogida de inmigrantes, son los mismos que criticaban a la gente que mostró su pésame por los atentados de París?

Y por favor, querer a tu tierra y defenderla no es ser racista. Los términos creo que los tenemos mal aprendidos. Los que quieran venir a trabajar, integrarse y vivir en armonía son bien recibidos. Los que no, nuestros políticos no tendrían que tener la mínima duda en echarlos.

1 Comment

  1. No hay verdaderos refugiados en Europa por a sencilla razón de que las personas que residen en los países en guerra nos disponen de los medios para pagara a los pasadores (traficantes de peraonas).

    Son terroristas invasores procedentes de países en los que no hay ninguna guerra: Turquía, Túnez, Argelia, etc. financiados por el «plan Kalergi» con la connivencia de los políticos europeos y, en especial, por todos aquellos que haan recibido el premio “Carlomagno”

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*