Paridad, paridas y tetas al aire

En mi intento de predicar con el ejemplo de hacer tal como me gusta que hagan y tal como dijo Joseph Joubert: “Tengo muy reducida esa parte de la cabeza destinada a recibir cosas que no están claras”… Voy a ser muy claro.

 Estoy absolutamente de acuerdo con la paridad. Entendamos paridad como la igualdad entre hombre y mujer y que ninguno tenga una situación ventajosa respecto al otro por el mero hecho de tener uno u otro sexo. NINGUNO DE LOS DOS.

Estoy completamente en contra del machismo retrogrado que lamentablemente mancha ciertas cabezas huecas de nuestros compatriotas, aunque debo decir, que cada vez son los menos.

Me alegra que, pese a las carencias que todos sabemos y vemos, en el ámbito laboral y político la igualdad entre ambos sexos se vaya transformando en una realidad. Lenta, sí, pero en realidad.

Dicho esto… Creo que hemos llegado a un punto que nos pasamos. Igual que no me gusta el machismo, tampoco me gusta el feminismo mal enfocado o que se pasa tres pueblos en su intento de romper con lo establecido.

-Si paridad es inventar “las tres reinas magas”, de la mano de Joan Ribó y vestirlas como taberneras libertinas del siglo XVII mandando al carajo la historia real, lo siento pero no me convence.

-Si paridad es poner falda a los semáforos de Madrid, me vais a perdonar, pero no lo entiendo.

-Si paridad es inventar palabras tales como “donatge” (si eres catalán lo entenderás) o “monomarental” (para no decir monoPARENTAL), con la cagada que ello conlleva dado el origen etimológico de las palabras originales, me produce una sensación entre desconcierto y tristeza por la supina estupidez de su autora, que, a nadie se le olvide, gobierna una de las ciudades más importantes del mundo como es Barcelona.

-O, si paridad es, que se tengan que revisar los cientos de publicaciones de cuentos infantiles existentes, porque el papel de la mujer en ellos es menor que el de los hombres… tachadme de machista pero, me parece una soberbia tontería. Aunque, debo decir que sería muy gracioso ver a todos los diputados votando y aportando propuestas sobre cuentos infantiles.

 Y desde aquí hago un llamamiento a todos los dentistas y policías hombres. Defended vuestros derechos. Ya está bien de que os ninguneen de esta manera. Exigid lo que os pertenece y os han quitado. Levantaos contra la opresión y tiranía. ¡Vosotros sois policíos o dentistos! Que se habrán pensado…

Por otro lado. El tema de la paridad está llegando a puntos insultantes a la inteligencia, a la vergüenza ajena y al ridículo más absoluto. Por favor, y lo digo a priori porque es algo que me enerva de sobremanera: Toda opinión en contra de las creencias de las que llevan el feminismo a un nivel superior, no puede ser rebatida con un: “eso es culpa del “heteropatriarcado”. Por favor os lo pido.

Debo decir que no me parece manera más clara y demostrada de machismo que la denominada “discriminación positiva”. Me explico con un ejemplo: Para este trabajo necesitamos 100 personas. Para que no nos tachen de machistas, vamos a reservar un 50% de puestos para mujeres.
Perdonad… pero ¿y si los mejores candidatos para ese puesto eran todo hombres? Por el hecho de reservar un 50% de mujeres ¿cómo sabemos que son mejores al resto de candidatos? O al revés… ¿Y si había más de un 50% de mujeres más idóneas para ese puesto?

Creo que las mujeres que se aprecien como profesionales y como mujeres, querrán “jugar” en igualdad de condiciones. Sin ventaja para los hombres como hasta ahora, pero sin ventaja para ellas por el simple hecho de ser mujer. ¿No? Al menos es lo que yo entiendo como “igualdad”.

 Otro punto que no logro entender es lo de llevar las tetas fuera. Es una medida de protesta, si. Pero no la entiendo. ¿Están jugando con el tema de que unos pechos al aire, obviamente llaman la atención? ¿Están usando el cuerpo de la mujer para atraer miradas, medios y repercusión? ¿Usan el cuerpo de la mujer para aquello precisamente que manifiestan estar en contra?

Debo ser el tipo más tonto del planeta porque no logro entender que carajo tiene que ver llevar las tetas al aire con estas demandas (juro que son reales): Protestar en un colegio electoral contra el resultado obtenido por las urnas, como protesta contra la violencia de género, contra la iglesia (ortodoxa o católica, hay de las dos), contra el machismo en general, contra el candidato a la Casablanca Donald Trump, contra el uso de pieles de animales (aquí puedo llegar a entender la lógica), contra el vandalismo, contra la ley Mordaza. Y estos dos son mis preferidos:Contra la prohibición del topless y ¡contra la FIFA!

Por favor, y lo digo de verdad, si sabes el significado, lógica, vínculo o como quieras llamarlo al hecho de enseñar las tetas con estas propuestas házmelo saber.
Y por último. Esa inclinación a usar el plural… “Nos tocan”, “nos matan”, etc. ¿por qué? ¿Por qué poner a todas las mujeres como víctimas? Pero va, compro. Pongamos que acepto que quieran poner (ellas mismas) a todas las mujeres en el mismo saco. Pero el colmo viene cuando pude presenciar una protesta en Portal de l’Àngel en Barcelona contra la leche de vaca. Y como no, había chicas con poca ropa solidarizándose con los animales. Lo bueno es el cartel que rezaba: “feministas contra la explotación de nuestras compañeras”.

Nos pasamos.

Y para que veas que no miento amigo mío:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*