¿Mossos contra españolistas?

Fotografía: El Confidencial

Bueno, bueno… pues resulta que Cataluña ya es independiente… o no. O lo fue. O tampoco. La verdad es que no me ha quedado muy claro el tema con tantos amagos y mentiras. Con tanta manipulación, estrategia y no ir de cara. Pero eso es otro tema, el cual, pienso tratar en otro artículo. Hoy vengo a hablar de los mossos d’esquadra y de eso que dicen muchas voces… ¿Los mossos están contra los españolistas? ¿Tienen ordenes de reprimirlos?

El que piense afirmativamente a tales preguntas es imbécil. Con todas las letras, mayúsculas, negrita y subrayado. Lo siento por la franqueza y por lo directo de la afirmación. Pero oye, a veces vale más que sea rápido y verdad, que no largo y falso, que se lo digan a Puigdemont… Vale, vale,  paro ya. Me centro en el tema.

El pasado viernes 27 de octubre en el Parlament de Cataluña se (supone) declaró la independencia. Esa misma noche, mientras miles de personas celebraban el engaño de sus representantes políticos, una manifestación de personas con clamas por la unidad de España recorrían las calles de Barcelona. Desde Sarrià (el barrio pijo, por si no conoces la ciudad condal) hasta el centro de la urbe. Ningún problema. Unos con sus banderitas en un sitio, otros con las otras en otro. Perfecto. Ningún incidente.

Grupo de personas delante de Catalunya Ràdio. Fuente: Twitter.

Ningún incidente, HASTA que un grupo de descerebrados, repito: un grupo. No toda la manifestación, ni la mayor parte. Un grupo pagó su malestar por la situación política, su amor patrio que desprenden y que aflora a borbotones por su pecho, contra la sede de “Catalunya Ràdio”. Intentaron acceder por la fuerza, rompieron cristales, forzaron puertas, escupieron y amenazaron a los periodistas que estaban trabajando. Además, agredieron a tres personas, dos de las cuales fueron trasladadas al hospital. Muy bonito. Digno de una panda de mandriles en celo. ¿Y qué pasó? Pues llamaron a los antidisturbios de los mossos. Estos se colocaron frente a la radio y los insultos, amenazas, provocaciones e incluso agresiones, eran para ellos.

Quédate con esta historia. Paso a la siguiente. Pero antes te pongo un vídeo del momento:

El domingo 29 de octubre una multitudinaria manifestación por la unidad de España recorrió Barcelona. El baile de cifras en cuanto a los asistentes es insultante, pero diremos que rondaban el medio millón. Todo bien a excepción de un grupo de idiotas. Sí, de esos con esvásticas, símbolos preconstitucionales y saludos nazis. Pues estos energúmenos, que no sé que me da a mi que ninguno era el más listo de la clase, decidieron tomarla contra los antidisturbios de los mossos que estaban por allí tan ricamente. ¿Y qué pasó? Pues que los mossos recondujeron su actitud de una manera fácil, rápida y que no dejaba confusión posible sobre qué era lo que debían y lo que no debían hacer. ¿Y qué pasó con los que agredieron o cerraron el paso a los mossos en “Catalunya Ràdio”? El mismo correctivo.

Te pongo vídeo del momento. Que conste que no pienso como el tipo que lo comparte.

Y oye, debo decir que no he visto un solo golpe con la porra de los antidisturbios de los mossos de arriba a abajo (ejem), ni pegando en la cabeza (ejem), ni pegando solo por recibir insultos o provocaciones (ejem), ni ensañándose con alguien (ejem, ejem). Así que las voces que dicen que “los mossos están contra los españolistas” o “los mossos solo pegan a los españoles”, me gustaría comentarles dos cosas: Una, todo aquel que agreda o ponga en peligro la integridad o seguridad de un policía, sea españolista, catalanista o de Japón, se expone al correctivo de rigor. Y dos, consulta los cientos de manifestaciones violentas que ha habido en Barcelona en las que se ha dispersado. Y luego, dime quiénes eran los que se manifestaban y los “agredidos” por los mossos. Pocos españolistas. Seguro.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*