Manual para el buen Fashion Fitness

Hoy traigo un manual que estoy convencido de que será de gran ayuda. Es ideal para todo aquel que lleva menos de un año en el gimnasio, pero ya se cree con los conocimientos y la experiencia dignos de Roonie Coleman. Después del Fashion Runner y del “Manual navideño para el buen progre” llega esta guía donde, paso a paso, te voy a guiar para conseguir ser la sensación en el mundillo del fitness. Si eres nuevo en esto y no puedes esperar a sentirte como un profesional o, a hacer ver que lo eres, estate atento, no pierdas detalle.

No, no, espera. Las gracias ya me las darás más adelante, no nos precipitemos.

Antes de nada, me gustaría aclarar dos cosas. Una, que la guía está destinada únicamente a los novatos que no conocen la humildad y quieren aparentar algo que no son. No a los profesionales y gente que se toma en serio este deporte. Y dos, que el que escribe estas líneas, pese a ser impertinente y estúpido con una regularidad pasmosa, sabe de que habla. (Me podría acostumbrar a esto de hablar en tercera persona, oye). Llevo levantando pesas (intermitentemente, todo hay que decirlo) desde hace casi quince años. Hago dieta estricta seis días por semana y mi récord en 10km está en 37minutos y 6 segundos con 80kg de peso. ¿Qué por qué digo esto? “Pa’ hacerme el chulo”, como diría el pre Ni-ni aquel, del maravilloso “El Diario de Patricia”. No, en serio, lo comento para que quede claro que, un poquito, solo un poquito, sé de que va el tema.

Así que, sin más dilación, vamos a por esos consejos:

  1. Para ser el rey de Instagram, sobretodo tienes que hacerte fotos (obviamente). Hazte fotos en el gim, deléitanos a todos con alguna pose en el lavabo, o en la sala de fitness. Hazte fotos en el ascensor con el texto “de camino al gim” o, “a entrenar duro”, quizás algún original “no pain, no gain”.
  2. Publica lo que comes. Siempre. Es un imprescindible para el buen fashion fitness. Regálale a tu audiencia unas buenas instantáneas de tus platos. Puedes añadir algún clásico como “somos los que comemos” o “la gasolina que necesito”. Quedará fetén.
  3. No olvides la ropa. Hay que cuidar el mínimo detalle, no podemos dejar nada al azar. Gástate lo que sea necesario. Al gim hay que ir de punta en blanco y a la moda que marca el mundo fitness. Desde luego, el que no haya puesto cuidado en el atuendo, no es de los tuyos.
  4. Adjunta a tu nombre de usuario siempre, repito, SIEMPRE, las palabras fitness, fit, ifbb o bodybuilding. Que quede claro que estás en el mundillo. No dejes lugar a la equivocación.
  5. Usa la jerga. Desde el primer momento. Tus amigos o seguidores en las redes sociales son la “Fit Family”, el día que te saltas la dieta, es el “cheat meal” y cuando metes más hidratos de carbono, después de una dieta restrictiva, es un “refeet”. Si lo adornas con palabras del tipo “al fallo”, “rajado”, “seco”, “congestionado” y “vasculado”, te respetaran con solo oír tu voz.
  6. Frases motivadoras siempre. Busca por Internet o copia las que ponen tus ídolos, pero siempre debes adjuntar alguna frase motivadora. Imagina en todo momento que tu eres el líder, el gurú, la luz que van a seguir tus segui… perdón, tu Fit Family. Eres el faro que les ilumina. Motívalos como merecen.
  7. Si eres chica, sobretodo, es muy importante: enseña las tetas. ¿Qué el cuerpo no está trabajado perfectamente? ¿qué no marcas abdominales u oblicuos? ¿qué no te dejas el alma en los entrenamientos? Eso es secundario. Las tetas. Sácale partido y tus seguidores aumentarán como por arte de magia.
  8. El ángulo en las fotos. Cuida ese detalle e insiste en tu zona fuerte. Esconde aquellas partes de tu cuerpo que no has querido o no has sabido trabajar correctamente. Eso sí, machaca hasta la saciedad aquellas que te gustan. Si ya eres un usuario experto, usa Photoshop para esconder, recortar u ocultar aquello que no te acaba de gustar.
  9.  Tu vida es fitness. Todo lo que hagas va relacionado y debes compartirlo. Si vas a la piscina, si comes una barbacoa, si bebes agua o si te despiertas temprano. Todo puede tener un vínculo con tu filosofía de vida.
  10.  El último y no por ello el menos importante. Estudia un curso a distancia sobre nutrición y di que eres dietista y que haces dietas personalizadas. Alucinarán contigo. Sobretodo, todo lo que puedas ingerir mediante suplementos, hazlo. Nunca lo tomes de los alimentos. El Shaker debe ser tu mejor amigo. Debes ser el Antonio Machín del gimnasio.

Ahora sí. Ya puedes darme las gracias.

De nada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*