Malditos mossos, pobres terroristas

Fuente: La Vanguardia

Malditos mossos d’esquadra. Maldita policía. ¿Qué se han creído? Quizás piensan que son John Wayne en uno de sus films Western. La viva representación de la virilidad y la rudeza con placa. Habrase visto. Malditos. Malditos asesinos con uniforme y pistola. Matando terroristas… ¿Qué se han creído?

Véase la ironía en mis palabras, por favor. Y voy a usarla, porqué es lo único que puedo hacer. Eso, o empezar a hacer gala de un vocabulario cuanto menos soez y malsonante, así como soltar una retahíla de insultos e improperios dignos de admirar. Merecidísimos, eso sí, en su forma, tono y destinatarios. Pero malsonantes al fin y al cabo.

Pintadas en Barcelona previas a los atentados que la CUP apoyaba.

Un servidor ha tenido que leer con estupor (y unos ojos como platos), las noticias, titulares y columnas de opinión de una panda de miserables. Miserables que afirman que los pasados atentados de Barcelona son fruto de “una guerra” en la que “mueren gente de los dos bandos” y que “todos lloran a los atropellados, pero nadie a los terroristas, los cuales también son muertos”. Después de leer esta supina estupidez y muerto de curiosidad por conocer los límites de la idiotez humana, seguí leyendo. Continuaba con algo parecido a que la muerte de los asesinos que mataron a 15 personas e hirieron a más de un centenar, había sido una ejecución de la que todos se alegraban.

Venga va, a ver si adivinas quién anda detrás y/o apoyan los textos citados… ¡Efectivamente! Nuestros amigos pulgosos, aglutinados bajo las siglas de la CUP. ¡Bravo por ti y tu intuición! Pues estos (y estas), escondidos y agazapados como ratas durante casi veinte días después de los atentados, han hablado. Y lo han hecho porqué, creo yo, el hecho de que la gente felicite a la policía, (que les provoca casi la misma repulsa que el champú) y más aún, que feliciten a sus archienemigos los antidisturbios, les ha provocado una quemazón difícil de controlar. Han tenido que saltar.

MJ Lecha y M. Rovira (CUP) Fuente: EL PAIS

El problema, como casi siempre que aparecen, es lo que dicen. Ahora resulta que, para ellos, ha sido una “ejecución extrajudicial” lo que hizo la policía. Vamos, que se tomaron la justicia por su cuenta. A ver si logro entenderlo, un tipo se abalanza contra ti con un cinturón de explosivos (simulado, pero es tu no lo sabes) y tu, como buen progre, debes hablar con él. Hacerle entender que le entiendes. Que todo es culpa de no haberlo integrado correctamente, de la derecha, del heteropatriarcado y de la MAT. Y entonces, ese señor depondrá su actitud.

Propongo que los miembros de la CUP se integren a las unidades de los mossos d’esquadra como mediadores. Pero mediadores en primera línea del conflicto, nada de tonterías de despachos. Que vayan ellos y lo arreglen con su retórica de bar y de porritos, que por lo que veo, ha causado estragos en sus cerebros. Y si no, siempre los podemos utilizar como bolardos. Seguro que hacen más servicio a la comunidad así, que diciendo sandez tras sandez.

8 Comments

  1. Eres un campeon! Tienes toda la razon del mundo. Que se vaya ha hablar a una pelea de cuchillos, a un atraco, a altercados publicos…. son una banda de indeseables que solo buscan un estado donde hacer de las suyas i que la policia no le diga nada. Son un cancer para la sociedad. Basta de CUP i sus utopias de libertinaje.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*