Gitanos contra mossos

Gitanos, sí. He dicho gitanos. No entiendo por qué es una palabra tabú. En mi línea de llamar a las cosas por su nombre, esta ocasión no iba a ser menos. Y no, no estoy llamando cosa a los gitanos, es una manera de hablar, ya me entiendes. Perdonadme pero no lo comprendo. ¿Por qué se usan eufemismos para hablar de depende colectivos? ¿Qué soy un racista? No amigo. Racista es el que no dice “gitano” porqué cree que lleva asociada una connotación negativa. A las cosas por su nombre.

Ellos son los que están orgullosos de serlo, me parece normal y correcto. Nos hacen saber al resto, haciendo bien visible su bandera con rueda de carro, cuales son sus llámalos dominios, llámalos territorio o zona donde predominan. ¿No? A las cosas por su nombre, una vez más. ¿No son ellos los que llaman a los que no son de su etnia, “paios” de una forma despectiva? Y la quinta entrada del diccionario de la RAE no la voy a decir, que luego surgen las ofensas. A las cosas por su nombre, he dicho.

Una vez aclarado esto, sigamos. La madrugada del día 17 de noviembre, tres patrullas de los mossos d’esquadra se personaron en la calle Islas Canarias, dentro del barrio de la Florida en Hospitalet de Llobregat. Perdona que haga un parón aquí. ¿Conoces el barrio de la Florida? Dicho así evoca a playa, palmeras y mojitos, ¿no? Pues el barrio de la Florida es una especie de barrio la Mina de Sant Adrià del Besòs o de San Roque en Badalona. Y sí, habitado mayoritariamente por personas de etnia gitana. Y bastantes sudamericanos en los últimos tiempos.

Como iba diciendo, se personaron las patrullas en el lugar, ya que habían sido avisadas de que varios individuos intentaban volcar un vehículo con el conductor dentro. Fuentes sindicales informan que los presuntos autores irían bajo los efectos de substancias sin determinar. La llegada de los agentes hizo desistir de su actitud a los vándalos y se resistieron activamente a la identificación policial. Pero no queda ahí la cosa. Los cuatro elementos, avisaron a vecinos del barrio para que les ayudaran, personándose en el lugar una cincuentena de personas.

Seis mossos. Seis, contra cincuenta. Los vecinos del barrio han hecho gala de una valentía titanica. Y más, cuando cuatro de los agentes han sufrido fuertes contusiones, ya que los valientes vecinos, han bajado armados con palos y objetos contundentes que no han dudado en utilizar. ¿Y los otros dos mossos? Les han tenido que dar puntos de sutura en la cabeza por las brechas producidas. Un amor de gente.

¿Los valientes hace falta que te diga quienes han sido? Seis agentes de policía han seguido en el sitio, pese a la clara inferioridad numérica. Pese a las agresiones, gritos, insultos y zarandeos. Y han detenido a dos de los cuatro personajes que intentaban volcar un coche. Bravo. Pero… ¿qué habría pasado si uno de los mossos da un mal golpe de defensa? Si se defiende como puede entre zarandeos y da un puñetazo? ¿Si ve peligrar su vida y dispara al aire? Ya te lo digo yo: que al día siguiente de los hechos, no se hablaría de otra cosa que del desmesurado uso de la fuerza de los mossos d’esquadra.

He leído en medios de comunicación: “pelea entre mossos y vecinos de la Florida”. Que los vecinos formaban parte de “un colectivo específico” y “la crispación que ha alcanzado el enfrentamiento”. Volvemos al principio de este articulo: a las cosas por su nombre, por favor.

El conseller ha tachado de inadmisible los hechos. Bien. ¿Y ahora qué? ¿Se dará un castigo ejemplar a los autores? ¿O se mediará con el representante vecinal para que no vuelva a suceder? Hasta que pase de nuevo, y habré perdido la cuenta.

Es intolerable lo gratuito que sale pegar a un policía en Cataluña. Pero mi repulsa a estos hechos, no tiene nada que ver con el asco que me da la indiferencia colectivo e incluso el gozo y regocijo de algunos, entre ellos políticos. Lamentable, una sociedad que no defiende la labor de la policía. Pero más lamentable es, la de aquellos que buscan una justificación a los hechos sucedidos, entre eufemismos, tabús y tonterías.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*