El timo del Black Friday

Foto: Zonamovilidad.es

Oye, hoy es el Black Friday, ¿lo sabías? Apuesto a que sí. Quizás me aventuro a hacer tal afirmación por el bombo dado en televisión. O en la radio. O en las redes sociales. O donde dios sea que una empresa pueda poner publicidad. Pues sí, es el famoso Black Friday, bienvenidos. Por cierto, el nombre apareció en la década de los 60 en Filadelfia por primera vez. Lo usaban los policías para referirse al denso tráfico que se originaba tras el día de acción de gracias. Sí, ese que se come pavo y que celebran los yanquis.

El Black Friday se promete como un día donde el consumidor, deseoso de gastarse el dinero que tiene (y/o que no tiene), puede disfrutar de unos descuentos que casi obligan a comprar. Está publicitado de tal modo, que puedes recibir el apelativo de “tonto del año” por tus conocidos, si no aprovechas las ofertas de tan señalado día. Una maravilla, vamos. La panacea. El avispado, hábil y pícaro comprador español, se lanza a la caza de los regalos de navidad este viernes porqué “luego suben los precios”.

Te voy a contar un secretito. El Black Friday son los padres. O en su defecto las empresas con su marketing como bandera. No teniendo la total seguridad de saber si puedo decir nombres de empresas en este blog… voy a comentarte (por ejemplo), que una gran cadena de tiendas que empieza por Media y acaba por Markt, son conocidos por, año tras año, inflar los precios unos días antes de este maravilloso día comercial, para luego rebajarlos. Incluso la broma llega a tales niveles, que dejan el precio ¡por encima del inicial! Te pongo un ejemplo:

Precios antes y durante el Black Friday. Durante el Black Friday el precio se incrementó un 25% . Foto: OKDiario

No es que disfrute con el mal ajeno. No me malinterpretes. Pero oye, vivimos en la tierra de los buscadores de duros a cuatro pesetas. De los listos. La picaresca española en plena esencia, vamos. Así que no me parece del todo mal “el timo” que se tragan algunos, cuando hinchados de orgullo por haber adquirido un producto con un “gran descuento”, tachan a los de su entorno de “no saber aprovechar las oportunidades”. Pues toma.

Dicho esto, me parece lamentable que las asociaciones de consumidores hayan informado de que, efectivamente, muchas empresas inflan sus precios para luego rebajarlos ¡y no pase nada! Viene siendo como las rebajas. Se presenta el género de los últimos 5 años con descuentos pero ¡ah amigo! el de esta temporada no. Insensato. Loco. ¡Es de esta temporada! ¿Cómo va a tener descuento? Iluso…

Según La Vanguardia, la OCU ha analizado más de 13.000 productos y ha constatado que más de un 43% no han variado su precio. Un 27,3% lo han subido y solo un 29,2% lo han bajado levemente. El gran Black Friday.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*