María Rovira (CUP) imputada

Foto: el periódico

Bueno, bueno… la verdad es que hacía un tiempecito que tenía ganas de hablar de mis musas. Por lo que se ve, mis queridos amigos han estado muy ocupados con el tema de la independencia para seguir haciendo propuestas fantasiosas de las suyas y me tenían un poco preocupado. Estaba temiendo que se volvieran gente normal. ¡Pero no! Gracias a dios, su sentido del ridículo bajo mínimos, su imaginación y los efectos de los cigarros de la risa siguen ahí. Como siempre. Sabía yo que mis nenes (y nenas) no me iban a defraudar.

Pero hoy no vengo a detallar algunas de sus ideas. Dejaron el listón alto con el tema de tirar el monumento a Colón y la propuesta de darles trabajo a los manteros como “cuenta cuentos”. Es difícil de superar, lo sé. Pero confío en ellos. Veréis como no nos decepcionan. Hoy vengo a tratar que la señora María Rovira (CUP), concejala del Ayuntamiento de Barcelona, está imputada por el juzgado de Instrucción número 29 de Barcelona.

Foto: Elnacional.cat

Para quien no conozca a esta señora, es la que se dio a conocer tristemente, porqué denunció una presunta agresión sexual cuando volvía a casa después de las Fiestas del barrio de Gracia. Por lo que se vio, el malestar y el miedo, no le frenaron para atacar a los mossos que fueron en su ayuda. Se quejó de que el mosso que fue a su casa era un hombre (ejem). Que era corpulento (ejem, ejem) y que llevaba arma (?). Y no digo nada más que me caliento.

Una vez presentada debidamente, te puedes ir haciendo una idea del personaje. Pues bien, esta concejala, el día que en Barcelona se brindaba la medalla al merito cívico a los mossos d’esquadra, después de su fantástica resolución de los atentados del 17 de agosto, no perdió el tiempo para decir que: los mossos “habían ejecutado extrajudicialmente” a los terroristas. 

Después de tales declaraciones, sindicatos policiales pusieron el grito en el cielo y denunciaron sus afirmaciones. El próximo 8 de febrero tendrá que declarar ante un juez. Veremos su palabrería si baja el tono, o se mantiene igual de bravucona ante un magistrado… ya sabemos que la CUP todo lo que sea malmeter a la policía les va bastante. Veremos ahora. Para acabar, solo una frase, María:

El “bocachanclismo” se paga.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*